7 de septiembre de 2013

Los libros de mi infancia

El otro día, reorganizando mi estantería de libros en papel, encontré algunos libros que fueron mis favoritos de pequeña, aquellos que me iniciaron en la lectura...
Así que hoy os los traigo para compartirlos con vosotros y daros una mini-opinión.

Nino Puzle (#1, #2, #4, #5)

El hámster desaparecido

El hámster de Dumbo ha desaparecido. Todo parece indicar que se lo ha comido la serpiente que su hermano guarda en la habitación. Sin embargo, cuando Mila, que tiene alergia al pelo de los animales, no para de estornudar, descubre en verdadero paradero del hámster.

El monstruo glotón

Nino está encantado con la idea de irse a un campamento de verano con los amigos, sin estudiar y sin tener nada por investigar. Sin embargo, la luna llena, la hoguera y una historia de miedo sobre un monstruo del lago lo obligan a trabajar de nuevo.


La bicicleta robada

¡A quién se le ocurre robar la chatarra que Rafa utiliza como bicicleta y ni siquiera tocar la superbici que está al lado! El detective Nino Puzle, en este nuevo caso, tendrá que vérselas con una banda de arrogantes patinadores.

El detective disfrazado

En la pastelería de Miguel y María desaparecen misteriosamente algunas magdalenas. Para no llamar la atención y tratar de descubrir a los ladrones, Nino Puzle tendrá que disfrazarse y de paso ayudar a Mila a descubrir quién se ha llevado el balón de Ramón con los autógrafos de los futbolistas.

Ésta es una saga que encontré un día en la estantería de casa. Me gustó mucho, era divertida, entretenida y perfecta para la niña de diez años que era entonces. Tenia tramas interesantes y no demasiado complejas, pero tampoco previsibles que me hacía pasar un rato divertido.

Albert y las palomas mensajeras


Albert está a punto de cumplir diez años y el regalo que más desea es un móvil. Intenta convencer a sus padres de que lo necesita, pero no lo consigue. También prueba a explicarle a su abuelo las ventajas que supondría tener uno para poder enviar mensajes y comunicarse con los amigos. El abuelo parece bastante convencido, pero el día del cumpleaños de Albert, ¡le regala dos huevos de palomas mensajeras!

Éste libro lo encontré en el apartamento de la playa y me encantó. Sobretodo, el detalle de que está ambientado en Altafulla, el pueblo en el que veraneo. Es un libro que me encantó y a día de hoy sigo releyéndolo por gusto.  La historia me entusiasmó, aprendes mucho acerca de las palomas mensajeras y la historia es muy emocionante.


Alas de mosca para Ángel


Estrella, una nueva alumna de sexto de primaria produce ciertas incomodidades debido al cuidado especial que requiere. Pero su reacción ante la noticia de un secuestro conmoverá a sus compañeros de clase, a su familia y a la opinión pública, demostrando que, por encima de las diferencias de ideas o capacidades, lo más importante es tener un gran corazón.

Este libro me lo hicieron leer en sexto de primaria, y a pesar de que en su tiempo no me gustó mucho por que no lo entendía, ahora logro comprender el verdadero mensaje que la autora transmite. Es un libro realmente conmovedor, que a mi me resultó muy familiar, puesto que el personaje de Estrella me recuerda mucho a mi hermano y a una chica que conozco. 




El vuelo de la golondrina


¿Qué harías si una golondrina se presenta en tu casa y dice que quiere hablar por teléfono? Supongamos que se lo dejas, aunque sea un teléfono de juguete. Ella llama y pide un taxi, y el taxi es un cuervo que la debe llevar a la arboleda Oscura, entre el pino dos mil tres y el dos mil doce. Jofre tiene esta suerte, porque la golondrina cae en su casa y lo invita a volar. Se hace pequeño, pequeño... y sube al taxi. Si él lo puede hacer, tu también. ¿Qué te parece? ¡Aventura a la vista!

Este libro me gustó mucho de pequeña, lo leí cuando tenía nueve años y recuerdo que me pareció que tenía un final muy emotivo.





Escuela de dragones


¡Ven al Valle de los Dragones! Aquí, cuidar dragones y aprender a montar en ellos es lo más importante del mundo. Pero a Cara, la hija del dueño del establo más prestigioso de la zona, le han  prohibido montar en un dragón. Ella, valiente y decidida, no parará hasta conseguir su sueño: surcar los cielos a lomos de su adorado Skydancer.

Recuerdo que cuando me regalaron este libro, dije que era imposible que lo leyera, ¡parecía el libro más grueso del mundo! Lo leyó mi hermana y hasta un año después no lo leí yo. Recuerdo que fue el primer libro grueso que leí y que me encantó todo el mundo que éste creaba, jugando yo en el patio, imaginándome que iba montada en un dragón de color escarlata...





Recuerdo que de pequeña me dedicaba a coger los libros de lectura para el colegio de mi hermana mayor 
para leérmelos y así, cuando fuera a su curso ya sabría de qué trataría el libro... Ésos fueron mis inicios, a parte de que siempre leía los libros recopilatorios de cuentos, mis favoritos eran los de: 356 cuentos. Me gustaba leer uno cada día del año, a pesar de que siempre acababa leyendo los mismos sobre princesas y hadas.

¿Cuáles fueron los libros que marcaron tu infancia? ¿Cómo te adentraste en el mundo de la lectura? ¡Cuéntamelo en los comentarios!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Dejar un comentario no cuesta nada!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...